Las videoinstalaciones, los tiempos no lineales y el flujo de la conciencia

  • Pawel Anaszkiewicz Universidad Autónoma del Estado de Morelos
Palabras clave: arte y filosofía, videoinstalación, narrativa, teoría de la percepción, temporalidades

Resumen

Los artistas de videoinstalaciones rechazan la idea de que los procesos mentales están sostenidos unívocamente en una estructura lineal, motivo por el cual sus obras se caracterizan por explotar las posibilidades de las narrativas múltiples y no lineales. Así, el espectador preparado más bien para lecturas lineales, de tipo literarias o del cine tradicional, se abruma y tiene en principio un sentido de confusión. No obstante, lejos de promover un mero desconcierto, la intención de este tipo de obras es abrir la reflexión sobre la posibilidad de nuevas narrativas y su coexistencia. Algunos ejemplos son The House (2002) y Anne, Aki and God (1998), de Elija-Liissa Ahtila; I am in you (2002), de Dough Aitken, y Der Sandmann (1995), de Stan Douglas. Estas videoinstalaciones pretenden romper con la sucesión temporal en la narración combinando distintos medios que se presentan al receptor de manera simultánea.

Citas

Daniel Birnbaum, Chronology, Lukas & Sternberg, Nueva York, 2005.

Jörg Heiser, “Beginning to understand: Doug Aitken I am in You”, en Doug Aitken, Phaidon, Londres, 2001.

Magdalena Malm, “The idea of linearity bothers me: an interview with Eija-Liisa Ahtila”, en Sara Arrhenius, Magdalena Malm y Cristina Ricupero (eds.), Black box illuminated, Lund, Proplexus, 2003.

Mieke Bal, Thinking in film. The politics of video installation according to Eija-Liisa Ahtila, Bloomsbury Academic, Londres, 2013.

Saul Anton, “A thousand words: Doug Aitken”, Artforum, vol. 38, núm. 9, mayo de 2000, en Daniel Birnbaum, Chronology, Lukas & Sternberg, Nueva York, 2005.

Las videoinstalaciones, los tiempos no lineales y el flujo de la conciencia
Publicado
2016-12-06
Sección
Crítica y artificios