Lo real, lo simbólico y lo imaginario en el cuerpo escultórico de Javier Marín

Autores/as

  • Estela Vázquez Rojas Historiadora del arte, Facultad de Artes, UAEM

Resumen

Los cuerpos que se exponen en las obras de arte, no solo son materia, sino vasijas que se llenan de placeres, de goce y espiritualidades. Es el artista el primer cuerpo que se involucra en la representación de otro cuerpo que será admirado por otro más (espectador), y éste, resignificará el cuerpo presentado por el primero. Existe un vacío antes de que la escultura aparezca. Aún cuando la obra ya está presente, sigue persistiendo ese vacío, puesto que es el vacío lo que el espectador tiene que resignificar. Las obras de Javier Marín representan cuerpos dañados, heridos, reconstruidos, marcados por uno de los muchos peligros a los que se ha enfrentado el hombre. Las obras del posmodernismo van más allá de una temporalidad, del espacio. Más bien imponen su propio sentido de vida, de muerte y de lo humano.

Citas

Herbert Read, El arte de la escultura, Ediciones Asunto Impreso, Buenos Aires, 1956.

Mabel Leticia Grosso, “Arte y psicoanálisis: el lugar del vacío en la obra de arte”, El Sigma, 3 de noviembre de 2004, http://www.elsigma.com/site/detalle.asp?IdContenido=6112, consultado en julio de 2011.

Martin Heidegger, El arte y el espacio, Herder, Barcelona, 2009.

Descargas

Publicado

2021-09-07

Cómo citar

Vázquez Rojas, E. (2021). Lo real, lo simbólico y lo imaginario en el cuerpo escultórico de Javier Marín. Inventio, 7(14), 71–76. Recuperado a partir de http://inventio.uaem.mx/index.php/inventio/article/view/428